Por Zoé Luisina Scarafiocca

Luego de unos años complicados con fracasos de taquilla, el gigante de la animación apuesta a cambiar el rumbo con este estreno.

Todos nosotros tenemos dentro una parte eternamente niña que disfruta de las películas animadas. Una parte importante de nuestras infancias fueron las películas de Disney Pixar.

Muchos van a recordar con nostalgia la primera película de Toy Story, y haber llevado mucho tiempo después a sus hermanos menores, sobrinos, incluso hijos, a ver la tercera película, y despedirse de Andy cuando parte a la universidad.

Y este estudio, en los últimos años, nos dio Coco, Turning Red y Soul, películas que pueden disfrutar los niños pero que nos dan enseñanzas enormes también a los más grandes.

Entonces, ¿por qué Pixar lleva años luchando para mantenerse a flote?

Es una sorpresa, porque el titán de la industria de la animación sigue dándonos contenido de calidad e historias originales, pero pareciera que sus últimos proyectos no están funcionando.

En 2020, la película Onward fue afectada por la pandemia de Covid 19, porque se estrenó solo unas semanas antes de que el planeta entero se cerrara y le costó a Disney una gran cantidad de dinero.

Lo mismo ocurrió con Luca en 2021, otro fracaso comercial masivo que fue la película con menos recaudación en la historia de Pixar en el momento de su estreno.

Turning Red fue directamente a Disney Plus, ciertamente perdiendo a Disney millones y millones de dólares, sabiendo que la película apenas recaudó nada y tuvo un presupuesto de 175 millones de dólares

Y, por supuesto, uno de los fracasos más inesperados para Pixar fue Lightyear en 2022, una película de la que estaban seguros de que sería un éxito rotundo, pero terminó siendo tan floja que Disney estimó una pérdida de 106 millones de dólares.

Luego vino Elementos, que fue presentada al público como la próxima gran apuesta de Pixar, que se estrenó en junio de 2023 con un fin de semana de apertura desastroso de 29 millones de dólares, lo que hizo que todos se preocuparan mucho. Los titulares comenzaron a aparecer con personas de la industria preguntándose si Elemental confirmaba la caída de Pixar, con muchos dudando de su capacidad para recuperarse.

Pero Pixar sigue apostando a remontar. Y esta semana, tenemos el estreno de la muy esperada Intensamente 2, para la cual hubo una enorme campaña publicitaria. Sumaron a muchísimas estrellas invitadas como actores y actrices de voz, crearon mucho entusiasmo en las redes, y se la presento como la gran vuelta de Pixar a su antigua gloria. Con esta película, están buscando un gran éxito financiero.

En este punto, es muy difícil decir cómo será el futuro de Pixar, por lo pronto habrá que esperar para ver qué le depara el futuro a este estudio. Si esta película no logra el éxito que espera el estudio, es imposible predecir cuál será el siguiente paso, pero el futuro se ve cada vez más complicado.

Pero, como dijo Alegría en la primera película de Intensamente, “No puedes concentrarte en lo que sale mal. Siempre hay una forma de hallar la diversión en las cosas». Esperemos que Pixar pueda seguir sus propias enseñanzas y continuar dándonos historias únicas.